El ejército de Marruecos cuenta con aviones no tripulados operativos que España tardará años en tener en servicio